Las necesidades financieras de una empresa

Las necesidades financieras de una empresa

El empresario Gutiérrez Mayorga habla sobre uno de los mayores retos que es el de poner en marcha una nueva empresa. Lo primero es asegurarse de que se tendrá suficiente dinero para superar los difíciles primeros meses.

Sin los recursos financieros adecuados, a su empresa te costará encontrar el equilibrio. Los empresarios también deben ser realistas sobre el tiempo que tardarán los ingresos en compensar los costes. Es posible que tengas que soportar pérdidas durante uno o dos años -quizá incluso más- y necesitarás dinero para sobrellevarlas.

Para asegurarte de que dispones de los fondos adecuados, es importante calcular las necesidades financieras antes de poner en marcha un nuevo negocio. El primer paso es calcular los gastos. Éstos pueden dividirse en gastos iniciales únicos y gastos recurrentes.

Las necesidades financieras de una empresa

Suma los gastos

Los gastos únicos pueden incluir elementos como los costes legales y profesionales para constituir o registrar la empresa, el inventario inicial, las tasas de licencias y permisos, el material de oficina y los equipos, los activos a largo plazo, como la maquinaria, un vehículo o un inmueble, los servicios de consultoría y el diseño de la página web.

Los gastos recurrentes incluirán elementos como salarios, alquileres o pagos de arrendamiento, materias primas, costes de marketing, gastos generales de oficina y planta, costes de financiación, mantenimiento y honorarios profesionales, comenta Gutiérrez Mayorga.

Una vez que hayas determinado tus gastos iniciales y de seguimiento, tendrás que calcular de cuánto dinero dispondrás.

Calcula tus recursos financieros

Calcula el capital inicial del que dispondrás y la cantidad de ingresos que podrás generar cada mes durante el periodo de puesta en marcha. Para calcular esto último, investiga tu mercado potencial y los promedios del sector para obtener cifras realistas.

A continuación, introduce tus recursos financieros estimados y tus gastos previstos en un conjunto de proyecciones financieras para tu negocio. Un rápido examen de tus proyecciones te mostrará si tendrás un déficit financiero.

Para cubrir cualquier carencia de fondos, he aquí las fuentes a las que puedes recurrir:

La mayoría de las empresas de nueva creación requieren alguna inversión personal por parte del empresario, ya sea en efectivo o en activos personales utilizados como garantía para asegurar la financiación. Si se prevé un déficit de liquidez, es posible que haya que echar mano de los activos personales.

Las necesidades financieras de una empresa

Muchos nuevos empresarios confían en el capital de familiares y amigos (a veces conocido como “dinero del amor”). A la familia y a los amigos no les importa esperar a ser reembolsados hasta que los beneficios empiecen a llegar, pero puede ser un reto mezclar los negocios con las relaciones personales.

Los prestamistas ofrecen varios tipos de financiación de la deuda, incluidos los préstamos a plazo y las líneas de crédito. Algunos prestamistas ofrecen préstamos diseñados específicamente para nuevas empresas con plazos de reembolso flexibles.