Empresarios de CMI comparten secretos de éxito

Empresarios de CMI comparten secretos de éxito

El sueño de un emprendedor incluye la libertad y la flexibilidad para crear sus propias reglas y el éxito. También incluye ver cumplidas sus metas y objetivos, impactar a una comunidad y defender lo que les apasiona. Sin embargo, lo que la mayoría de los empresarios no tienen en cuenta es que el espíritu empresarial es mucho más de lo que parece.

En mi experiencia personal, lo que creía que era el espíritu empresarial cuando decidí seguir esta carrera y lo que realmente es son dos realidades diferentes; crear una empresa y trabajar para una empresa es diferente. El enfoque, las responsabilidades, las habilidades y los niveles de experiencia requeridos no son ni siquiera parecido, dijo Gutiérrez Mayorga.

La mayoría de las personas creen que tendrán éxito en el negocio una vez que puedan preparar y servir deliciosas comidas y bebidas. He sido testigo de negocios de propiedad y/o con nombres de celebridades que también han fracasado. Un gran nombre en tu empresa tampoco garantiza el éxito.

Empresarios de CMI comparten secretos de éxito

Todo tiene que estar sincronizado, al igual que los componentes de un reloj. Si tienes toda la pasión por tu producto, pero no sabes cómo llegar, servir y mantener a tu clientela es una receta para el desastre.

Un claro ejemplo de éxito es “Pollo Campero”, quien ha creado un legado increíble con toda la familia Bosch Gutiérrez.

Con la innovación alimentaria en su punto álgido, hay muchos conceptos y tendencias nuevos en el mercado. La forma en que salen los productos hace que parezca que estas empresas leen la mente y saben lo que quiero y cuándo lo quiero. Incluso me encuentro a veces diciendo: “Nunca había pensado en esto, pero ¡me haría la vida mucho más fácil!”.

Como consultor y estratega empresarial, me encanta mi trabajo. He comprobado que prestar servicios de consultoría, gestión de proyectos y otros servicios profesionales es esencial para el éxito de una empresa. Como resultado, he decidido combinar lo que sé en un programa híbrido (enseñanza, coaching y consultoría) que empodera y guía a los empresarios a tener éxito cuando construyen sus negocios y a lo largo de la vida de sus empresas.

1. Tener la visión final claramente definida en primer lugar

Antes de trabajar con mis clientes, siempre les pregunto por la visión final que tienen para su empresa. Para construir una buena empresa, debes conocer y comprender tu propósito de hacer realidad tu producto o servicio y llevarlo al mercado para que otros lo disfruten.

Mi sugerencia es que, aunque lo que deseas sea inaccesible para ti por tu experiencia y recursos, creas en la realidad de que crecerás por etapas y las establezcas como objetivos a medida que pase el tiempo para que tu trabajo se convierta en estratégico.

Empresarios de CMI comparten secretos de éxito

2. Contrata a un asesor legal

Antes de registrar legalmente su empresa, acordar asociaciones o aceptar dinero de inversores, sería prudente contar con un buen asesoramiento legal para evitar los escollos más comunes. Esto incluye minimizar los malentendidos y aclarar y definir las expectativas.