Un gran empresario necesitas revisar sus finanzas

Revisa tus finanzas

Si estas incursionando en el mundo empresarial un punto clave que dan los empresarios y que funciona es que revises tus finanzas.

1. Controla constantemente tus finanzas

Debes estar al tanto de todos tus gastos, finanzas, ingresos y balances.

Muchas startups han fallado porque el emprendedor no pudo ajustar el gasto para evitar quedarse sin efectivo.

Manten una baja sobrecarga.

Se frugal con los gastos y evita costos innecesarios.

Aprende a vivir con un presupuesto reducido hasta que comiencen a llegar ingresos significativos.

2. Investiga la competencia

Asegúrate de investigar a fondo productos o servicios competitivos en el mercado y estar al tanto de los nuevos desarrollos y mejoras de tus competidores.

Una forma de hacerlo es configurar una alerta de Google para que te notifique cuando cualquier información nueva sobre tus competidores aparezcan en línea.

3. Solicita asesoramiento a otros emprendedores

El asesoramiento de otros empresarios y profesionales de negocios (como abogados y contadores e inversionistas como los bosch gutierrez) puede resultar invaluable.

Considera crear una junta asesora y no tengas miedo de motivar a los miembros dándoles opciones sobre acciones en tu empresa.

Encuentra mentores que puedan brindarte asesoramiento sobre contratación, desarrollo de productos, marketing y recaudación de fondos.

4. Desarrolla un gran lanzamiento de elevador

Debes tener una historia sucinta y convincente sobre lo que hace tu startup y qué problemas resuelve.

Ten listo para clientes e inversores potenciales (aunque deberás adaptarlo a la audiencia específica).

Manténgalo a 30 segundos o menos. Articula tu misión y objetivos, y por qué su producto o servicio es convincente y único.

Y si un inversor está interesado, prepárate para hacer un seguimiento con un resumen ejecutivo sobre la compañía.

5. Contrata a las personas adecuadas

Contratar a las personas equivocadas es uno de los mayores errores cometidos por los empresarios.

Debes traer empleados que tengan los antecedentes y la experiencia relevantes.

Deben adaptarse a la cultura de la empresa que estás tratando de construir.

Deben ser trabajadores y flexibles, ya que los empleados en las nuevas empresas a menudo tienen que funcionar en múltiples roles.

Debes hacer verificaciones de referencia exhaustivas sobre ellos.

Asegúrate de que tu carta de oferta indique que son empleados “a voluntad” y que pueden ser rescindidos en cualquier momento.

No olvides la vieja cita: “Contrata despacio. Dispara rápido “.

En definitiva, tener consejos que han puesto en practica otros empresarios y le han funcionado te dará más confianza para emprender en tu negocio.