Trucos para los que solo necesitas una licuadora

Licuadora

Una licuadora es una herramienta indispensable en la cocina, muy pocos platillos pueden ser preparados sin la necesidad de una y existen muchas cosas que puedes hacer con ella más allá de mezclar ingredientes para una salsa o un smoothie.

Hoy te compartimos algunos trucos que puedes realizar con ella y que probablemente no conocías y que si aún no tienes una, te convencerán de comprar una licuadora. 

Así que arranquemos pues con los trucos que tenemos preparados para ti.

Cocina los mejores omelettes: licua los huevos en la licuadora en lugar de hacerlo a mano, quedarán bien revueltos y le dará una mejor consistencia a tu preparación.

Un puré de papa cremoso: la licuadora será la herramienta secreta que te hará lograr un puré esponjoso y cremoso como ningún otro. Lo mejor es que puedes ir sazonando conforme vayas licuando.

Prepara tu propia harina: tritura hojuelas del cereal de tu preferencia, como la avena, por ejemplo. Con esta harina puedes cocinar hot cakes o también puedes empanizar lo que quieras.

Hielo para granizados: el hielo para granizados o freppés ya no será ningún problema si usas esta herramienta de cocina. Te recomendamos triturar el hielo para hacer deliciosos cócteles. 

Azúcar glas en un instante: ¿te olvidaste de comprar la azúcar glas? ¡No te preocupes! Puedes crear tu propia versión licuando azúcar granulada y ya verás como obtienes un fino polvo dulce.

Crema de cacahuate saludable: también puede ser de almendras o avellanas, si tu licuadora tiene la potencia necesaria, será muy fácil licuar un puñado de alguna de estas semillas hasta conseguir una pasta cremosa. Puedes agregar una cucharadita de sal o miel al gusto.

Con estos trucos estamos seguros que la licuadora se volverá tu herramienta de cocina favorita y querrás tener la mejor. ¿Conoces algún otro truco que podamos agregar a la lista? ¡Coméntanoslo!

 

También podría interesarte: ¿Qué tan seguido debes limpiar el congelador?