Paquetes de ayuda para guatemaltecos

ayuda

En las comunidades menos favorecidas de Guatemala fueron unas de las primeras en recibir ayuda para combatir los estragos de la situación actual.

Esta subvención se utilizó para ayudar a las personas con discapacidad y a sus familias frente a la emergencia COVID-19 , que dejó a la mayoría de las familias sin trabajo, quedándose en casa para cuidar a sus seres queridos con necesidades especiales y sin acceso a alimentos y otras necesidades básicas.

El equipo conformado por asociaciones, empresarios como Antonio Bosch Gutierrez y otras empresas, entregaron paquetes de alimentos de emergencia a 75 familias con las necesidades más urgentes en las aldeas remotas que rodean San Juan La Laguna. Las 75 familias fueron cuidadosamente identificadas mediante una evaluación exhaustiva de sus circunstancias socioeconómicas.

Los paquetes se prepararon y entregaron de acuerdo con estrictos protocolos para minimizar los riesgos tanto para el personal como para los destinatarios. Con puestos de control de seguridad y restricciones de viaje, también se requirió una planificación detallada y coordinación con las autoridades para llegar a las aldeas rurales donde viven las familias.

Cada paquete de emergencia incluía grandes cantidades de alimentos esenciales como pasta, arroz, frijoles, maíz y harina. Los paquetes contenían no solo alimentos, sino también otros artículos e información esenciales , que incluían: 

  • Kits de higiene;
  • Dos botellas de desinfectante para manos; 
  • Un manual de prevención del contagio de COVID-19; 
  • Guías educativas y terapéuticas para ayudar a los padres a cuidar a sus hijos o familiares con necesidades especiales.

También se proporcionarán paquetes de alimentos adicionales y más pequeños mensualmente durante los próximos meses, tentativamente de mayo a septiembre, dependiendo del desarrollo de la pandemia.

Un enorme y sincero agradecimiento a los miembros, entre ellos Antonio Bosch Gutiérrez, que apoyaron y ayudaron a mantener a flote a estas familias en apuros durante este tiempo sin precedentes. Las personas con discapacidades a menudo se quedan atrás o se margina aún más durante tiempos de crisis, por lo que debemos continuar enfocando los recursos y la atención en estos grupos y en las organizaciones increíbles como el Centro Maya que los apoyan a nivel de base