¿Cuáles son los componentes de una composta?

El compostaje es una de las prácticas más utilizadas en los últimos años por las personas que se preocupan por le medio ambiente. Esto es la descomposición natural de la materia orgánica a lo largo del tiempo. Y su funcionamiento se da en la descomposición que hacen los hongos, bacterias, insectos, gusanos y otros organismos de desechos orgánicos para producir abono rico en nutrientes.

Hay dos tipos diferentes de compostaje: compostaje doméstico y compostaje comercial. Es importante conocer la diferencia entre estos dos métodos de compostaje, ya que hace que sea mucho más fácil desechar los envases de manera responsable, así como identificar los diferentes tipos de contenedores de composta cuando están fuera de casa.

Si bien casi todos los desechos orgánicos se pueden convertir en abono en casa, no todos los envases se pueden convertir en abono. Algunos envases se pueden descomponer fácilmente en los sistemas domésticos de compostaje, mientras que otros necesitan el entorno regulado de una instalación comercial.

Compostaje casero

El compostaje casero es exactamente lo que piensa: el compostaje que se hace en casa. Si bien el resultado final de los alimentos del suelo ricos en nutrientes es similar al de las instalaciones comerciales de compostaje, la principal diferencia es que el proceso está un poco menos regulado en lo que respecta a la temperatura y la atmósfera. Esto significa que no todos los envases se descompondrán en un entorno de compostaje doméstico.

Compostaje industrial

El compostaje industrial implica el envío de residuos orgánicos a una instalación comercial donde se composta en masa. Los métodos para este tipo de compostaje son diferentes al compostaje doméstico y son mucho más fáciles de controlar y mantener.

Proceso en el que el material orgánico en descomposición se coloca en pilas sobre un sistema de suministro de aire que se puede utilizar para suministrar oxígeno y controlar la temperatura con el fin de producir compost. Las pilas deben estar aisladas para asegurar que todas las partes del material en descomposición alcancen y mantengan temperaturas iguales o superiores a 55 ° C durante un mínimo de tres días.

Esta práctica de realizar compostas hace que el hombre tenga responsabilidad social y sea más consciente sobre sus desechos y hacia dónde los destina.