Contribución alimentaria en Centroamérica y Guatemala

Alimentación

Es hora de reconsiderar la comida. 

En todo el mundo, la producción, distribución, gestión y desechos de alimentos amenazan la vida silvestre, los lugares salvajes y el planeta mismo.

En Centroamérica, la agricultura, la pesca y la acuicultura son fundamentales para el desarrollo económico y para aliviar la pobreza, la malnutrición y la inseguridad alimentaria.

La agroindustria emplea a más de 2 millones de personas y genera más de $10 mil millones en bienes al año. Además, el 70% de los residentes rurales dependen de pequeños campos agrícolas para las necesidades nutricionales y financieras de la familia. Al mismo tiempo, las prácticas de producción contribuyen en gran medida a la degradación ambiental de nuestros bosques, suelos y ecosistemas oceánicos.

Entonces, ¿Cómo producimos alimentos sin tener un impacto negativo sobre el medio ambiente? Existen algunos asociados para desarrollar prácticas de producción de alimentos más sostenibles para las principales exportaciones. Nos asociamos para mejorar las prácticas agrícolas para reducir la huella ambiental y fomentar los procesos de certificación.  

Al trabajar con industrias y agricultores para utilizar esquemas de certificación voluntarios, hacemos una contribución importante para salvar nuestros bosques y ecosistemas.

Este tipo de trabajos aborda dos desafíos principales: conservar lugares críticos y especies que son importantes para proteger la biodiversidad de la tierra; y minimizar el impacto negativo de las actividades humanas para asegurar que la naturaleza pueda continuar proporcionando recursos que dan vida, como agua, tierra y aire.

Los esfuerzos regionales apoyan los objetivos globales con un enfoque estratégico en los problemas clave que afectan a las personas y la naturaleza en Centroamérica. Trabajando de “cresta a arrecife”, nuestros enfoques estratégicos abarcan las tierras altas hasta la costa y las áreas marinas. Bosch Gutiérrez,menciona “Protegemos las fuentes de agua dulce en las cuencas hidrográficas superiores, promovemos la agricultura inteligente, mejoramos la planificación y el desarrollo del uso de la tierra a lo largo de las costas, apoyamos la pesca sostenible y restauramos los ecosistemas marinos. Lograr nuestra visión de un futuro sostenible depende de nuestro papel único como organización colaborativa orientada a soluciones que se construye a partir de un sólido núcleo científico y trabaja en todos los niveles de la sociedad para promover el cambio”.